3 abr. 2011

Celo

Celo

El lapso en que los gatos comienzan a experimentar el celo es alrededor de ocho meses, mientras que las gatas promedian los seis.
Durante el celo, los gatos maúllan más fuerte y orinan para marcar su territorio, además de volverse más inquietos y agresivos. También intentan salir a la calle para buscar pareja, con lo que pueden desaparecer por algunos días. En tanto, las gatas hacen como un gruñido leve y suelen refregarse sobre el suelo, levantando parte de su cola.
Si bien estas gatas suelen entrar en celo en primavera, aquellas que viven dentro de una casa que posea la luz y temperatura artificial, pueden estar en celo permanentemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario