3 abr. 2011

Reproducción

Apareamiento

Es muy normal que los gatos se peleen por la hembra, aunque estas pueden cruzarse con más de uno durante el día. La forma en que las hembras se cruzan, es frotándose contra el macho e inclinándose hacia delante, para que éste pueda montarla sujetándola por el cuello con los dientes. Cuando la hembra desea terminar, lanza un grito para avisar al gato. Luego de esto, en muchos casos, las gatas se tornan agresivas hacia el macho.

Embarazo

La gestación de la cría dura un promedio de entre 60 y 62 días, aunque puede alcanzar los 68. Sin embargo, en caso de que se supere el promedió de los dos meses, se debe avisar inmediatamente al veterinario, puesto que los embarazos muy largos puede deberse a problemas que son necesario tratar con urgencia.
Es posible que durante los primeros días del embarazo la gata presente vómitos, pero éstos suelen irse solos con rapidez. También pueden hacerse más mimosas y demandar mayor atención, aunque cuando hay otros animales en la casa, pueden volverse por el contrario algo más agresivas. Este comportamiento finaliza cuando termina el embarazo.

 
Es factible que en su dieta deban ser incorporados suplementos vitamínicos o de calcio, así como más alimento. Para saber esto en profundidad es necesario consultar al veterinario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario